Espacio de Apertura #2 – Hype, ese amigo traicionero

celf EDA2-37.jpg

Hype, ese amigo traicionero

Hype (s. inglés, contracción de hyperbole)
En marketing, gran necesidad de consumir un producto u obra, casi siempre como resultado de una agresiva campaña de publicidad en medios y prensa.
Altas expectativas respecto al desempeño de un producto, generalmente una obra de entretenimiento o arte.

Para bien o para mal vivimos en un mundo en el que la publicidad y la mercadotecnia se han vuelto fundamentales a la hora de alcanzar el éxito y reconocimiento en cualquier industria de consumo. Más importante que producir algo realmente original, recordemos aquella frase de la cultura popular: «todo ha sido inventado ya», poicionar el producto en un lugar que produzca pingües ganancias.
Vivimos bombardeados de publicidad, plagados de artículos en la Internet, teasers, top 10 de cualquier cosa cada mes, diariamente nos prometen que algo, lo que sea, será el gran siguiente paso para la humanidad, ésto también llena nuestras conversaciones, nuestras relaciones, nuestra actividad cotidiana se ve irrumpida por la industria del entretenimiento con estrategias de marketing cada vez más creativas y voraces. Compra esto, compra aquello, condicionan la vida y la espera de manera masiva.
Pero, ¿ha sido de provecho para nuestra percepción? ¿de que forma evaluamos as obras que vemos? ¿existe aquello llamado valor artístico


Hace poco más de un mes se estrenó Venom, con la expectativa de que sería una película sangrienta que saciaria nuestras ansias de oscuridad, pero no fue así. La crítica especializada, en líneas generales, vapuleó la película a cuenta de una trama poco trabajada y demasiado repetitiva donde los actores fueron poco aprovechados.



Captura de pantalla 2018-11-08 a las 7.12.26 p.m..png
Información de Rotten Tomatoes

Y, aun así, la película facturó la bicoca de $80 millones en su primer fin de semana en Estados Unidos, y $125 millones en todo el mundo, convirtiéndose en el mejor estreno cinematográfico de todos los tiempos en el mes de octubre y garantizando la filmación de una secuela.

Hype 1 | Criterio 0


Si retrocedemos nuestros relojes un año atrás, en 2017, recordaremos que la película que estaba en boca de todo el mundo era Star Wars: The Last Jedi. La misma, a cuentas de la crítica, los actores y la prensa, tenía todo lo necesario para convertirse en un clásico moderno: un reparto de lujo, un director competente y respetado en el mundo de la ciencia ficción, y expectativas altísimas después del cliffhanger en el que terminó su predecesora, Star Wars: The Force Awakens. Ni qué decir del regreso de Mark Hamill en el papel que le lanzaría a la fama casi cuatro décadas atrás, el maestro Jedi Luke Skywalker.



Captura de pantalla 2018-11-08 a las 8.51.38 p.m..png
Información de Rotten Tomatoes

El resultado fue la película más contradictoria de toda la historia de la franquicia, que recaudó casi cinco veces su presupuesto –$1.333 millones de ganancia contra $317 millones de inversión– pero dividió a los críticos, fans y audiencia a un nivel tan peligroso que Disney tuvo que volver a la mesa de diseño. El hype generado por la película decepcionó a los fans, pero cautivó a la crítica que reconoció el giro de tuerca que estaba proponiendo su director, Rian Johnson a la trama donde ahora la fuerza está en todos y no es un sólo grupo selecto de personas. Ésto pareció molestar a los fanáticos, pero encantó a la crítica. La controversia también es parte del hype.
En este artículo pueden leer mucho más sobre la gran polarización entorno a la película y cómo a pesar de esto, con semejantes ganancias, es bastante difícil que el desarrollo y estreno de Episodio IX se vea afectado.

Hype 2 | Criterio 0


Finalmente, hace apenas días se estrenó Red Dead Redemption 2, quizás el videojuego más esperado del 2018 que tampoco se salvó de la polémica. Aunque la obra finalizada está siendo alabada por la crítica como un logro monumental en la industria del gaming, con una atención al detalle y una ambición, pero que sencillamente no tiene comparación en la historia a su laureado y aún publicitado predecesor, en las listas de ventas, Grand Theft Auto V. Lo cierto es que Rockstar Games también se ha visto envuelta en una preocupante situación en los medios como resultado del estreno de RDR2.

Tras un increíble expediente publicado por la página de prensa de videojuegos, Kotaku, apenas tres días antes del lanzamiento, la opinión pública conoció la dura realidad detrás del desarrollo de la que muchos consideran la obra maestra de Rockstar a la fecha: un asfixiante y problemático entorno de trabajo en el cual, a confesión de nadie más y nadie menos que Dan Houser, el vicepresidente creativo de la empresa, varias divisiones de la misma trabajaron horarios de 80 y hasta 100 horas semanales, aproximadamente 14 horas diarias, para poder entregar el juego a tiempo con la calidad esperada por el público y el estudio.
Para más colmo, aunque en las primeras semanas las reseñas de RDR2 fueron de una aclamación unánime, recientemente ya comienzan a aparecer algunas opiniones divergentes que manifiestan que, aunque el valor técnico del videojuego sea innegable, no está exento de todo aquello que tiende a plagar la entrega de una obra de tantas ambiciones. Bugs, misiones secundarias que terminan siendo más atractivas y orgánicas que la historia principal, y aspectos de diseño en el cual el juego no termina siendo tan relevante ni tan disruptivo como la compañía quisiera hacernos creer, todavía así, no han hecho mucho por entorpecer el hecho de que RDR2 sea, hoy por hoy, el producto de entretenimiento más rentable de la historia, con ganancias de $725 millones en su primer fin de semana.

Hype 3 | Criterio 0


Todas estas obras tienen algo en común: unas altísimas expectativas, detrás de las cuales siempre hubo una campaña de medios y publicidad enorme que manipuló y avivó la hoguera de las vanidades de los fans. Y, a la vista de sus resultados, la estrategia triunfó en cada uno de ellos., sin que necesariamente el resultado fuese del todo de su agrado ¿Por qué lo hizo?
El ser humano es, por definición, un animal gregario que encuentra una reafirmación de su identidad y alivio a sus ansiedades en el hecho de pertenecer a un evento, tribu o acto determinado. En base a esto las compañias segmentan el mercado y realizan campañas exhaustivas que llegan a hacerte pensar que realmente necesitas consumir lo que ellos te dicen que debes, casi sin importar su calidad. A fin de cuentas, inclusive el arte es un negocio y riesgo para todos los incolucrados, vale preguntarse ¿y qué tan crítico realmente eres con lo que consumes?

Fuentes:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *